Lemus busca acordar con las provincias una “cobertura universal de salud”

“Nosotros tenemos un Plan de Enfermedades de la Pobreza Cero; dentro de los planes de gobierno que iniciamos el 10 de diciembre está la cobertura universal de salud, es decir que todos los habitantes del país tengan una cobertura”, explicó Lemus a Télam .

En esa línea, el ministro -reconocido sanitarista y especialista en atención primaria de la salud- describió que “hay gente que tiene una cobertura privada, otra que tiene la seguridad social del Pami pero hay otra que no tiene ninguna”.

Lemus explicó que existen “24 planes de salud” distintos en cada provincia, por lo que se trata “de hacer un pacto con cada jurisdicción para tener esa cobertura universal y orientar todos los apoyos que damos, un poco verticalizados y que no tienen relación entre ellos, en una sinergia para lograr esa cobertura universal”.

“Estamos detrás de esta cobertura que va a atacar fundamentalmente a las enfermedades de la pobreza”, dijo Lemus y detalló: “Es un plan global que llevará cuatro años pero eso no quiere decir que va a haber avances año por año pero el abordaje va a llevar un período de gobierno”.

Lemus describió que “hay enfermedades de la pobreza y un circulo vicioso entre pobreza y enfermedad” y advirtió que “hay un importante número de enfermedades relacionadas con la pobreza, como el chagas, la leptospirosis, la leishmaniasis, y algunas infecciosas como el dengue, que están relacionadas con las condiciones de vida y las condiciones socioeconómicas”.

Explicó además que cuando el índice de la pobreza medido por las necesidades básicas insatisfechas de una provincia es mayor, mayor será la importancia de estas enfermedades y aún de otros indicadores”.

“Si uno hiciera una relación entre la tasa de mortalidad infantil y el porcentaje de necesidades básicas insatisfechas de cada provincia veríamos como uno le sigue al otro”, precisó el ministro.

A la vez, destacó que por estas horas para prevenir el dengue “hay que llegar al ciudadano con un mensaje claro para que se elimine esa fuente de reproducción del mosquito que es la única medida preventiva que tenemos a mano”.

En este sentido dijo que la campaña de descacharrización no sólo previene el dengue sino también el Zika y la fiebre chikungunya que están asolando la región y destacó que la única ventaja que se tiene “es que los tres virus son transmitidos por el mismo mosquito”.

Subrayó además que una de las políticas que llevará adelante es “la disminución de la segmentación del sistema de salud en las 24 provincias y de la fragmentación del sistema donde hay una medicina privada, las obras sociales; el sistema público, el Pami que se comporta como un sistema por separado, las ART”.

“También hay una novedad en los últimos años que es la judicialización de los problemas de la salud, que es la proliferación de amparos a un ritmo alarmante, lo que configura un sexto sistema de salud”, precisó Lemus.

El funcionario destacó que están detrás “de una paulatina integración de todos los sistemas, yendo hacia un sistema más integrador de lo público y lo privado, que evite costos de transacción y que permita al ciudadano tener una cobertura universal de salud”.

“Que el habitante tenga esta cobertura universal -dijo Lemus- aún cuando después tenga que pactar con otro sistema o lo que fuera pero el ciudadano debe tener una idea clara de quién es el responsable de la salud”.

En otro orden apuntó que se necesita una ” Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías, que no tiene nada que ver con el ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología), que diga cuál es la evidencia científica” de un determinado brote.

Además puntualizó que en cuanto a la atención primaria de la salud para lo cual se desarrolla una estrategia “para llevar la salud lo más cerca a la familia”.

En este aspecto aseguró que el abordaje se hace desde el médico de cabecera pero también a partir de un conjunto de actividades en donde predominan las preventivas sobre las curativas.